No existe revolución sin transformación

 

Para que la revolución se transforme en evolución, tiene que florecer lo femenino, lo acuoso, lo intuitivo, lo que calma y pacifica el ego.

Nosotros, los que estamos practicando, en contacto con nuestros cuerpos y mentes usemos esta maravillosa herramienta, para atravesar estos tiempos inciertos y polarizados…para disolver el drama, para soltar el miedo, y recuperar un espacio neutro, de plena conciencia en nosotros y nuestro alrededor.

El huracán está ahí, no podemos detenerlo, pero si podemos mantenernos centrados y esperar.

Te invito a meditar, en la forma que prefieras y despertar así esa llama clara y pura qué es la conciencia. Si le damos energía a lo negativo, nos llevará a lugares que no queremos llegar. Que nuestra práctica sea un estandarte de energía que rechaze toda negatividad!

Seamos testigos, esperando los tiempos que podamos actuar con sabiduría.

Seamos líderes impulsados por el corazón✨🙏✨.

Susana Auad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.